Entradas populares

Entrada por: axlmar domingo, septiembre 08, 2013

Absurdo, fantasioso y poco creíble.





Ya les había dicho que me gustan mucho las historias con tintes fantásticos, sin embargo cuando empecé a ver este drama, sólo había leído la sinopsis y para mí fue una sorpresa que tuviera algo de fantasía. 

¿De qué se trata?

La historia gira alrededor de Hong Yeojoo, quien es una escritora de novelas para internet, que al ser rechazada en una editorial por ser acusada de plagio, comienza a buscar una historia en la vida real para que sea su inspiración.

Buscando, encuentra a Alex un chico que parece salido de una película de acción, pero ella se lleva una sorpresa cuando se da cuenta de que él trabaja como artista de uñas en el salón de uñas “Paris”, en el cual sólo chicos trabajan.

Para poder estar cerca de él, Yeojoo se disfraza de chico y entra a trabajar a dicho lugar, cambiando su nombre al de Bunny.

Trama.

Bueno… el dorama contiene dos historias, una que sería la historia marco que es la de la sinopsis y la otra que es la que Yeojoo está escribiendo a partir de Alex. Cuenta con diez episodios, en cada uno de ellos resuelven un conflicto de sus clientas, que van desde situaciones sencillas como es la de que una pareja no tiene dinero para comprar un anillo de compromiso, pasando por un amor sin confesar, hasta llegar a un fantasma que está matando a una pobre mujer. 



La historia que está escribiendo Yeojoo es sobre un grupo de Gumihos (Zorros de 9 colas), personaje mitológico de Oriente, tanto en Japón como en Corea aparece, que es la representación de la come hombres, y que dicho grupo es atacado por “cazadores de Gumihos” y tienen un “ayudante” que está de su parte, el nudo de esta historia es cuando la Gumiho protagonista tiene que decidir entre dos chicos sin saber cuál es el ayudante y cual el cazador.

***¡CUIDADO, CONTIENE SPOILERS!***

Opinión.

Bueno, inicialmente la historia marco, la del salón “Paris”, pensaba sería algo parecido a la “Coffee Prince shop”, pero no es así realmente… más bien es una excusa para contar esas pequeñas historias de las clientas, al estilo de “las mil y una noches”, algo que no me gustó tanto porque pareciera que son así como tipo ángeles un tanto metiches que se involucran en asuntos que un “artista de uñas” difícilmente tendría porque meterse. Además de lo inverosímil que un grupo de chicos guapos y heterosexuales estén atendiendo un salón de belleza… ¡por favor! Eso no ocurre ni aquí ni en China. Además de que el personaje de Alex (dejando de lado lo guapo que es el actor Jun Jihoo) es demasiado bueno para ser realidad… un chico guapo y sexy, quien dejó la medicina para ser artista de uñas, y que además de todo parece tener un corazón más valioso que el oro, porque ayuda a cuanto hijo de vecina se le presenta enfrente, él es prudente, oportuno, valeroso y en fin, todo un estuche de monerías. Luego te presentan al “príncipe de hielo”, que resulta ser todo lo contrario, un chico que sufrió en su adolescencia pero que por dentro es súper amable, además de todo pelea mejor que Jackie Chan, porque es súper masculino, tal como un “artista de uñas” debería de ser (nótese el sarcasmo), y por último el chico más popular con las chicas, por su hermosa sonrisa, ¿y quién mejor para un papel como ese que un idol? Claro… es Thunder de Mblaq, con un papel al inicio, muy parecido al que Hongki realiza en “You are beautiful”, no quisiera hacer tantas comparaciones, pero bueno es que la idea de la historia marco así está estructurada, y por último Bunny, como leí por allí, ¿por qué insisten en poner a chicas tan bonitas disfrazadas de hombres? Y más a alguien como ella, que difícilmente puede pasar por hombre. Tal vez si tomaran a una chica con rasgos menos finos podrías creerlo, pero en este caso no es así.

Creo que para la historia central tomaron en medida a los personajes de historias similares y sólo los
vistieron para que fueran parte de un “Salón de uñas” lo cual es la cosa más improbable del mundo.

La segunda historia, es decir la que el personaje Yeojoo está escribiendo, suena más interesante, y allí me enganchó un poco más por la idea de que aparecen personajes mitológicos, además al ser yo escritora me siento identificada con eso de mezclar personas de la vida real con los personajes, sin embargo como está basada en la historia marco, pues no podía ser más larga, porque ésta es más bien corta, ya que como dije antes es una excusa para mostrarnos historias que a veces ni al caso, donde vemos esos típicos problemas como son, el bullying, la homosexualidad, el descuido de ancianos, maltrato intrafamiliar, fantasmas y más… que ni acabando de verla puedo recordar todos… o sea, ¡cero memorables! Que me hicieron pensar en “la rosa de Guadalupe”, “a cada quien su santo” y “Mujer casos de la vida real”, por lo cliché de las historias y peor por la forma absurda de resolver los problemas.

Entonces la historia marco, que es interesante también, no se enfoca en ello, ya que dejan a un lado los problemas que va teniendo Bunny para encajar en ese ambiente de hombres, el ser descubierta, estar enamorada de Alex y que Kay esté enamorado de ella, pero sin saber si es mujer u hombre. Lo que repito parece sacada de otros doramas, pero aun así podrían habernos obsequiado una mejor historia que irla cortando para darnos esos “casos” moralistas y de ayuda al prójimo.

Ha habido dos historias que yo he visto, en que odié la elección que hace la protagonista del galán con el que se va a quedar, ésta es una de ellas, ya que todo inicia siguiendo a Alex y termina de la forma más ridícula y patética del mundo. Bunny se la pasa durante los diez capítulos suspirando por Alex y en uno de ellos llorando a mares por él,  al término del capítulo 8 un poco antes del final incluso lo besa por voluntad propia, pero al final se decide por Kay, el personaje me agrada, no me cae mal, pero durante casi todo el tiempo se la pasa tratando mal a Bunny, cuando se entera de que es una mujer, va la abraza y prácticamente la fuerza a que sea su novia. La cela y trata de evitar que se acerque a Alex, a quien ella, por muchas cosas que le suceden, piensa que quiere a alguien más y por eso decide salir con Kay. Por su lado, Kay cada cosa por mínima que Bunny haga, lo toma a mal y le hace escenas de celos que no son tan agradables. Sé que no sólo en doramas, sino también en animes y mangas, es el prototipo de “hombre soñado”, pero difiero de ello, en lo personal prefiero un personaje amable y bueno, alguien más como Alex, donde todo el malentendido yo lo vería como esas dificultades para estar juntos, lo que harían una mucho mejor pareja principal.



En muchos, por no decir en todos los doramas románticos nos presentan a un personaje que es el segundón, el más buena onda que al final decide sacrificarse por el “amor” de la protagonista, y aunque en algunos dices… “es una tonta”, entiendes el personaje, ya que fue consistente durante toda la serie, vuelvo a poner de ejemplo “You are beautiful”, donde desde un inicio la chica pone sus ojos en uno de ellos y así la trate con la punta del pie, su manera de pensar no cambia.

Pero que sea al revés, donde todo el tiempo estuvo pensando en un chico, lo besa varias veces, llora por él, después ya andando con el otro aun así lo besa y su corazón se siente mal por qué no está con él. Y al final se decida por otro… es de ¡WTF! ¡Tiene que estar bromeando!, ¿dónde quedó la congruencia del personaje?

Y por si no fuera poco… al final, además de lo inverosímil que estaba resultado todo, nos sueltan la bomba de que efectivamente, Yeojoo no estaba soñando y ella vio a una Gumiho cuando era niña, pero eso no es todo, porque la Gumiho que vio es su propia madre (quien por cierto es la dueña del salón “Paris”), por lo que ella es también una Gumiho cuyos poderes no han despertado aún. De nuevo ¡WTF! y doble ¡WTF! Y repito a mí me encantan las historias fantásticas, pero no las que se ven tan poco creíbles como ésta… decía Borges que para que en un cuento la realidad fuera creíble debía tener más ficción que realidad… si eso aplicaba para los cuentos realistas, para los que son de realismo mágico con mayor razón.

En lo personal creo que es un acierto que sólo dure 10 episodios, porque no habría podido soportar más de sus casos de la vida real, de hecho debieron acortar la historia y dejarla de unos 7 u 8 capítulos. Ya en la anterior reseña que di de Big, sólo por cinco minutos pensé que la serie se cayó, en esta ocasión creo que más bien no alcanzó a despegar del todo, y cuando estaba llegando a la fase importante, que en mi particular punto de vista es la relación de Bunny con Alex, la chafearon cuando ella escoge a Kay, y la salida que dan en la historia anexa y su explicación de Gumihos fue lo que dice mi madre “dar patadas de ahogado”, trataron de darle gusto a todos, dando explicaciones sin sentido y añadiendo cosas más disparatadas a la de por sí, poco creíble trama.

Tal vez si en las sinopsis fueran un poco más específicos, no habría perdido mi tiempo viéndola, no es que sea totalmente terrible, es bueno ver a Park Gyuri, haciendo un buen trabajo, además de que el personaje de Thunder es muy divertido, ver la buena actuación de Song Jaerim, y en lo particular una delicia ver a Jun Jihoo, pero el que ellos como actores te caigan bien o estén guapos no quiere decir que por sí solos vayan a levantar una historia mala. Sólo la recomendaría para pasar el rato y disfrutar de la vista con los tres chicos guapos que nos presentan.  

Deja un comentario

Suscríbete a las Entradas | Suscríbete a los Comentarios

- Copyright © Asiaholicos - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -